jueves, 26 de febrero de 2015

Preprogramación y el potencial de crear algo nuevo - Día 275


Hoy llegué a darme cuenta que yo estoy viviendo parte de este mundo, y estoy dentro de mí mismo definiendo lo que el mundo es, cada cosa con la que me he relacionado he definido dentro de mí mismo sus funciones, sus usos, sus razones de ser, entre otras cosas y eso no significa que esto defina lo que realmente es y porqué existe en el mundo, en la actualidad. Dentro de esto me he dado cuenta que yo estoy definiendo y creando la relación a las cosas y a mí mismo, independientemente de si es así como el sistema mundial lo define y ha establecido, yo soy parte de este mundo y estoy participando de acuerdo a mis propios conocimientos e información, datos que he acumulado, absorbido y creado por mí mismo. Y por tanto esto no define lo que las cosas son, cómo son o por qué, sino el por qué son, cómo son y quiénes son para mí y he hecho de esta información, conocimiento y datos sistematizados, de la conciencia colectiva, algo ‘válido’, algo que ‘está bien’ participar, reaccionar a los estándares del colectivo, de las publicidades, de las opiniones más destacadas y los sentimientos y emociones más habituales sentir frente a tales puntos, en otras palabras, estoy corriendo una preprogramación dentro de mí mismo como pensamientos, emociones y sentimientos que simplemente no he cuestionado y que muchas veces no me atreví a hacerlo, por temer a perder mi punto de interés personal, el cual es y ha sido una definición que yo podría tener o una experiencia que yo podría tener, porque ‘ser’ algo, me hace ‘sentir’ algo, ese tipo de programación corriendo dentro de mí, el cual es parte de cómo la mente funciona.

 

En estos últimos meses me he estado preocupando mucho por cómo va a ser mi entorno, qué es lo que van a decir, si esto está de acuerdo a mis expectativas, si es lo que estuve esperando que suceda, porque es decir, me he movido mucho dentro de un ‘cambio’ esperando ‘algo a cambio’, como un cambio en los demás en consecuencia, y fue este tipo de expectativas que me desmotivó a seguir trabajando con lo que realmente es importante, conmigo mismo, el quién y cómo soy yo, porque quien soy yo es lo que voy a crear. Esto abrió algo altamente valioso dentro de mí, me hizo dar cuenta de los programas en los que he estado participando, que soy la fuente del problema en el sentido de que yo he estado queriendo controlar a mi pareja por ejemplo, y dentro de ese punto de partida habría creado ciertos patrones como el ‘ver su facebook’, ‘ver con quién habla’, ‘ver su expresión dentro de sus conversaciones’, ‘qué hace cuando se pelea de mí’, es decir todos dentro de un mismo punto de partida – ‘querer tener control dentro de la relación’ – es fascinante, lol. Es fascinante porque varios de estos patrones los había automatizado, se habrían convertido en parte de mí por bastante tiempo, y tuve que volver a mirar antes de estos patrones cómo la relación era, y me he encontrado en algunas situaciones justificando estos comportamientos y pensamientos de ‘tengo que tener control’, ‘tengo que monitorear si estoy en control’, y por control me refiero a controlar la idea de que ella es mi novia, ella sólo me ama a mí, ella no está queriendo a otro chico, no está coqueteando y cosas así. Así que, lo que noté es que antes de estos comportamientos, pensamientos y reacciones de miedo, deseo, ansiedad, excitación, yo era más estable, yo estaba más centrado en mí, en lo que hago, cómo contribuyo a mí vida y a la suya, en mis actividades, en ser independiente.

Hubo varias situaciones donde yo tuve la oportunidad de ‘monitorear’, ‘checar’ que todo estaba bajo control y accedí a tales comportamientos, y luego me encontraría pensando en que ella le gusta alguien sólo por ver una expresión de simpatía o empatía.

Hubo otras situaciones donde yo tuve la oportunidad de hacer lo mismo, y decidí no hacerlo, dentro del punto de partida de ‘son sus relaciones’ y es ‘su privacidad’, y habría estado completamente estable, comprendiendo que es su responsabilidad quién ella es y cómo es con sus relaciones, conoce los límites y lo que el respeto a nuestra relación, a nosotros mismos es. Por tanto, es importante ver cuál fue, desde el principio de la existencia de un comportamiento, palabras o acciones, quién soy yo dentro de esto, porque los comportamientos son movimientos físicos energéticos, es energía física compuesta de esa energía mental que fue generada a partir de pensamientos, conversaciones internas, imaginaciones, ideas, fantasías, proyecciones, que uno expresa como tal comportamiento físico, entonces eso es importante para identificar la energía, el programa al cual estamos accediendo y estamos corriendo dentro y como nosotros mismos.

Ok, abriré más este constructo y aplicaré perdón a uno mismo junto con declaraciones y compromisos de corrección en los próximos posts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario :)